Lo siento, de verás que lo siento… usar una trasnochada frase hecha de los ochenta para titular un artículo que pretende ser serio con la clara intención de llamarte la atención debería estar prohibido, o como mínimo debería ser motivo de escarnio por la bajeza del recurso. Pero no me negarás que al menos he conseguido despertar tu curiosidad, ni que sea para aclarar lo indigno del titular.

Pues eso, que va de frenos y si sigues leyendo te prometo que no te arrepentirás…Y es que la historia que os traigo no es solo la simple review de unos frenos, sino una de esas historias emocionantes que tanto me gusta poder contar y que empieza con una relación que podría parecer en inicio contradictoria sobre la marca que intenta frenar al hombre más rápido del mundo en MTB.

Hablamos de Aaron Gwin el cinco veces campeón del mundo de descenso, sobre el que pesa no sólo un palmares de éxitos sino también momentos épicos e inspiradores que han convertido al personaje en uno de los mitos de este deporte.
En 2015 y tras un temporada épica, Aaron sorprendió a todo el mundo anunciando que abandonaba Specialized para fundar su propio equipo con YT. Fue ahí donde surgió la relación entre TRP y Aaron.
TRP es la marca de alto rendimiento de Tektro, una marca que por lo general siempre se había relacionado con bicis de media y baja gamma, y a pesar de que TRP, desarrollaba productos de más calidad y para segmentos más exigentes, parecía que la relación entre TRP y Aaron Gwin no buscaba más que un provecho económico (muy licito por otro lado) entre ambas partes.

Pues bien, no fue así. Aaron una vez más, en esa construcción del hombre-leyenda, no buscaba un simple esponsor para su equipo, sino una marca dispuesta a trabajar para él, (… como debería ser toda relación entre marcas y pilotos) de forma que trabajaron en el desarrollo de un nuevo conjunto de frenos para DH, con los que Aaron pudiera ganar un nuevo mundial.

Aaron Gwin lo explicaba así: “Trabajar con TRP fue impresionante. Estos chicos son grandes en lo que hacen y hicimos hecho un buen equipo desde el principio. Trabajamos muy duro para desarrollar estos nuevos productos durante el año pasado y los resultados hablan por sí mismos. Las competiciones de DH exigen lo máximo en poder de frenada y hemos entrado en este mercado ganando, en nuestro primer año de desarrollo juntos. Estoy emocionado de que el público ahora experimente los frutos de nuestros esfuerzos, estoy seguro de que les encantará el rendimiento que ofrecen estos productos“.

Hasta 9 prototipos fueron necesarios para llegar al producto final y que es el mismo que hoy por hoy Aaron monta en el Mundial y que esta disponible en el mercado: Los TRP Quadiem G-Spec.

La bicicleta de Aaron Gwin para la temporada 2017, con los frenos TRP G-Spec Quantum.

 

Una previa: Mi elección de unos frenos para mi eBike.

Hace poco una conocida marca de frenos del sector anunciaba un freno de 6 pistones “especialmente diseñado para ebikes”.
Destaco “especialmente diseñado para ebikes” porque parece que las ebikes están dando una excusa perfecta a la marcas para generar nuevos productos, algunos sin duda necesarios, esperados y mas que justificados, y otros a veces un tanto, como mínimo “oportunistas”.

Pues bien, en cuestión de frenos, no es nada nuevo tener que frenar una bici de “veintitantos” kilos, así que si quería renovar mis frenos parecía una buena idea ir a buscar los productos de referencia para mi eMTB en ámbitos conocidos y en este caso el Downhill parecía responder exactamente a esas misma necesidades.

Los TRP Quadiem G-Spec.

Hicieron su puesta de largo durante la Copa del Mundo DH de 2016 y están disponibles en el mercado desde junio de este año.
Desarrollados en aluminio forjado y CNC, pulido y adonizado lo primero que echan a relucir es su belleza, en un acabado brillante y duradero.

La palanca de freno está texturizada con un mecanizado para crear una superficie rugosa que mejore el tacto y la adherencia de nuestros dedos.

A la vez, la palanca incluye una nueva regulación de alcance manual y sin herramientas ajustable incluso en movimiento, con 45 posiciones determinadas por clicks claros y precisos, un lujo de funcionamiento solo para sibaritas con el que no tendrás problemas para configurar la palanca para que se ajuste a tus preferencias particulares.

La geometría de la palanca  permite que sean activados con uno o dos dedos y tiene un tacto muy solido, incluso más cercano a unos frenos de motocicleta que a unos clásicos de bicicleta.

Pero sin duda el trabajo duro de este conjunto esta escondido, o al menos, poco visible a simple vista, y es que el interior de las pinzas traen unos nuevos pistones híbridos de composite cerámico y acero en la pinza que permiten una mayor disipación del calor del fluido y por tanto un mejor comportamiento durante el uso.

La pinza, de una belleza difícilmente disimulable, esta elaborada también en aluminio forjado y CNC, con el cuerpo mecanizado a modo de aletas de refrigeración que contribuyen a esa mayor capacidad de disipación.
Se ha trabajado y hecho un esfuerzo importante para minimizar tolerancia interna para las pastillas con un excelente trabajo de fabricación, eliminando así la holgura entre discos y pastillas, creando un conjunto de alta precisión.

 

Las primeras sensaciones.

Llevo ya 2 meses con ellos, de forma que he podido ir viendo su evolución incluso transitar entre modelos.

Los primeros días monté solo el delantero, dejando para mis antiguos Magura  la responsabilidad de la rueda trasera. Esto me permitió comparar el tacto y la ergonomía de las manetas, así como las sensaciones en frenada.

Lo primero que me gustó fue la rigidez del conjunto, la ergonómia y su capacidad de ajuste.

Al empezar a rodar el principio fue un tanto decepcionante, los frenos tardaron en ponerse a la altura y me temía lo peor… pero simplemente era una cuestión de tiempo, el verdadero carácter de estos G-Spec Quadiem no apareció hasta que desgasté un poco las pastillas y el disco que también era nuevo, entonces si empezaron a trabajar como se esperaba de ellos.

Así que me convencí a hacer el cambio de ambos frenos.

La potencia de frenada.

Sin disponer de una escala científica y objetiva mi sensación fue que la potencia de freno era considerablemente superior a mis antiguos Magura MT5, aun así tardé en acostumbrarme a su distinto comportamiento ya que en los G-Spec Quadiem la entrega de potencia es mucho más lineal  y sigue creciendo conforme aprietas más el freno.

Al principio me daba la sensación que frenaba antes con los MT5, sin embargo un vez me hice a ellos agradecí esa capacidad más amplia de modular la potencia de frenada que me ofrecían los G-Spec Quadiem.

Con el uso aprendí incluso a cogerle el tacto, disfrutando de las sensaciones de la frenada, que se transmiten a la maneta de una forma mucho más limpia y fiel, me recordaba al tacto de alguna de mis antiguas motos RR… tanto que llegue a fantasear en como serian unos frenos como estos con latiguillos metálicos!

Las conclusiones

La colaboración entre TRP y Aaron Gwin se vislumbra a todas luces provechosa y sin duda han conseguido un conjunto de freno de altísima gama que, en mi opinión, mejora mis antiguos MT5 (quizás para ser justos la comparación debería hacerla con los MT7, pero no he tenido ocasión de enfrentarlos, a ver si en un futuro podemos hacerlo)

Si te gustan los frenos sensibles, estos no son para ti. Pero si por lo contrario, te gusta como a mi, disponer de un tacto más modulable y un rango de frenada mucho más amplio, los G-Spec Quadiem no te decepcionaran. Eso si, deberás re-aprender a usarlos si viene por ejemplo de frenos como los Magura, ya que al principio te parecerá que no frenan.. pero no te engañes, la potencia esta ahí, solo que debes ir a buscarla.

Frenar con este rango mucho mayor implica re-aprender a frenar, pero sobretodo entender que podrás jugar con distintas intensidades de frenada para usar los frenos como parte de tu estrategia de trazada. Porque no se te olvide estos frenos los ha diseñado alguien para ganar un campeonato del mundo de Downhill, así que no están a la altura de cualquiera.

Y por último, estéticamente los frenos destacan, no ha habido día que alguien no se haya fijado y preguntado por ellos. Son realmente bonitos y exclusivos, …y es que llevar los mismos frenos que todo un campeón del mundo no se si hace que vayas más rápido, pero como mínimo mejora tu actitud y auto estima endurera, ni que sea por sugestión.

Resumen técnico

TRP Quadiem G-Spec

  • Pinza de cuatro pistones
  • Pistones híbridos, de acero con inserciones cerámicas para mejorar la disipación de calor.
  • Ajuste de manetas mediante rosca indexada de uso manual
  • Acabado en plata brillante adonizada y pulida
  • Pinza con aletas de refrigeración
  • Palanca de aleación ergonómica con texturado perforado
  • Discos de 2 piezas que mejoran la disipación del calor (se venden por separado, disponibles en medidas de 140mm, 160mm, 180mm y 203mm)
  • Peso del freno: 312g (maneta y pinza)
  • PVP: €199 por lado (discos y adaptadores no incluidos)

Puedes comprarlo on-line directamente en la web de TRP o en Chain Reaction

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies